Perfume de la Semana: Pi Neo de Givenchy

Desconozco la promoción que se le esté dando a este perfume de hombre en otros países, pero al menos en Santiago encontré que una multitienda tenía una buena parte del sector de perfumería dedicado a este perfume. De paso me regalaron una muestra en versión de toallita húmeda donde describían las notas que componían el perfume. Un detalle que sorprende es que, si bien muchas fragancias usan notas aromáticas sintéticas, en este caso se hacía énfasis en la mezcla de notas sintéticas con otras más tradicionales, como por ejemplo el Toscanol de un aroma a anís y el extracto químico de vainillina que se suele usar como aromatizante en chocolates y postres.


La partida es algo confusa ya que deja una sensación de perfume encubierto: tiene notas tipo naranjas con algo de anís, algo de madera y hasta especiados al azafrán, pero todo bajo una capa dulce general que envuelve al resto de los aromas. en notas medias continúa el mismo efecto encubierto, pero algo inclinado a las maderas con pachulí, dejos de anís y, por un momento breve que duró solo unos minutos, se sintió una nota de menta fresca (no mentol) parecida a la usada en chicles. En notas finales el efecto encubridor decae, permitiendo que afloren aromas más tradicionales como maderas de cedro con el anís de la partida, una vainilla algo más dulce y polvosa que lo normal y sensaciones tibias de ámbar con musk que en conjunto dan cierto recuerdo de una versión suavizada del Must pour Homme de Cartier.

Puede que sea el enfoque que se le dio al perfume, algo de corte moderno y casi tecnológico por la propaganda (que recuerda a la película Matrix, pero en tonos azules y hacia las fórmulas matemáticas en lugar de los símbolos japoneses verdes de la película), pero las notas de aroma tradicional aparecen con un efecto de distorsión con pequeños puntos aromáticos distinguibles durante las primeras 2 fases. Este efecto se siente novedoso al usar en oficina, ya que se siente como una variación de un clásico tradicional. En el resto de las ocasiones se siente bien para un uso de diario en invierno o verano y de noche en estilo informal. No parece un perfume romántico, aunque el final toma un estilo clásico masculino. Como recomendación, se le puede sacar buen provecho entre los 20 y 40 años como un clásico adaptado a jóvenes, y sobre los 40 años como un clásico rediseñado.

3 comentarios:

Aretha | 9 de septiembre de 2008, 12:44

Que futurista o Aronofskyniano el nombre jajaja. Yo me quedé pegada con el Baby Doll de YSL, lo encontré en oferta de casualidad y me fascinó

lore | 9 de septiembre de 2008, 13:56

Que rico!!
me encantan estos post!!
En Bs As me parece q estamos atrasados en fragancias. Hace unos dias presentaron el de Salvador Dali, "LITTLE KISS".

besoo

.gpb | 10 de septiembre de 2008, 9:32

jaja posta que es futurista el nombre.

slds, pablo.