15 com

El oro no aburre

En algún momento de estos últimos 4 ó 5 años, llegué a pensar que la tendencia era hacer desaparecer las joyas de oro amarillo, y darle preponderancia a las del blanco.

No era mucha novedad revisar las joyas de Chanel (de las cuales jamás olvidaré las que se lanzaron paralelamente con la colección crucero que odio), o incluso mirar cómo andan los relojes en Cartier, si la memoria no me falla hasta el Tank Americano es de oro blanco, o al menos su mayoría lo es.

Pero como siempre Bulgari trae esperanza a mi vida, y me recuerda que siempre habrá un espacio para el tradicional oro amarillo. En una de mis pasadas, me encontré con una pulsera, que no puedo describir lo perfecta que es con palabras: una esmeralda gigante, rodeada de dos pequeñas y cientos de diamantes incrustados en oro amarillo.

Simplemente una obra de arte, que pocas tendrán el lujo de lucir en sus muñecas, y que a pesar de lo difícil que es darme en el gusto, en cosas que no voy a comprar, quedé con la boca abierta.

1 com

¿Con o sin pañuelo?


La verdad es que nunca me decido respecto a este accesorio.

Si bien en el invierno puede pasar más piola con un lote de ropa encima, no puedo sacarme de la cabeza que tiene un cierto aire de femineidad.

Si, lo sé, los tiempos han cambiado, y la moda no tiene sexo y bla bla bla, pero la verdad es que no logro sentirme cómodo con 2 metros de seda italiana con motivos coloridos rodeando mi cuello.

Pero creo que ahora me arriesgaré, y buscaré uno de media temporada, que no sea tan delgado como la seda, ni tan grueso como una bufanda de invierno.

El de la foto es de TOPMAN, y visitando su sitio me he encontrado con una variedad bastante impresionante que bordea los 25 dólares cada uno.


0 com

Volver

Uf... cuesta empezar cuando ha pasado tanto tiempo sin escribir en público. Pero en algún minuto tenía que volver a poner las manos a la obra.

Ha sido un largo período de descanso de los blogs, y probablemente apenas tenga una que otra visita, pero sentía que debía continuar con esta página, que con tanto cariño había comenzado.

No crean que me he alejado de la red, muy por el contario, me he dedicado a leer muchos blogs, he encontrado muy buenas páginas y he salido mucho a ver las nuevas tendencias del mundo.

Aunque mi relación con la ropa no ha sido de las mejores últimamente, he tenido la posibilidad de acercarme a todo cuanto accesorio (por no decir cachureo) se me ha cruzado por el camino.

Vuelvo, con menos revoluciones por minuto (
léase entradas y comentarios por semana), pero con las mismas ganas de siempre.

Welcome back!
6 com

Ya volvemos

3 com

lily allen

No saben la cantidad de discos nuevos que tengo por comentar. Bueno, partamos por el primero. It's not me, it's you, de Lily Allen.

Para quienes creen que esta es la segunda parte de "Alright, still", se llevarán una desagradable sorpresa, pues es un disco un poco extraño. No tiene la misma continuidad del anterior, y las canciones a veces se tornan un poco monotemáticas y planas.


No cren que no se van a divertir con este LP, ya que la verdad es que es como subirse a un carrusel, con alegres y pegajosas canciones (algunas). Sin duda que Lily es fiel a su estilo, y no dista mucho de sus singles anteriores.

El cd está muy bien diseñado, y el librito trae la letra de las canciones, que para mi gusto, de 12 que trae en total, 8 valen la pena mantener en el iPod. (Agregué 3 estrellas a The Fear, Chinese, Fuck you)