Perfume de la Semana: Hilfiger de Tommy Hilfiger

El último lanzamiento en fragancias dentro de la casa Hilfiger se llama precisamente así... Hilfiger, como una forma de representar el espíritu de la marca, con un estilo algo "americano" ("estadounidense" para ser más preciso) y enfocado esta vez a un segmento más clásico y no tan adolescente.


En partida la fragancia se muestra bastante fresca, con una partida cítrica aromática sobria y bastante agradable, que se centra a los pocos minutos en una veta central de enebro, un aroma bastante recurrente en estilos clásicos elegantes de corte limpio y popularizado en el Eternity de Calvin Klein. Esta nota de enebro se mantiene por largo tiempo en la fase media, complementándose con unas notas de especies frescas y verdes ligeros, más notas de madera aromática. En notas finales el enebro baja en intensidad al igual que las especies que casi desaparecen, retomando algunos cítricos de la partida que ahora van por un aroma tipo pomelo más el verde de la fase media que parece romero. Hay algunos puntos dulces ocasionales que llaman la atención, mezcla de vainilla con trazas de cuero muy tenue.

En parte con influencia de la propaganda, el perfume con su centro de enebro proyecta una imagen clásica no adolescente, con un grado de elegancia del que por momentos cuesta desprenderse. Se siente fresca para un uso veraniego, agradable y con cítricos que llaman la atención y que tienen buena estela, de diario, y luego adoptando un estilo que es principalmente de oficina. Se siente limpia y con presencia, dando la idea de alguien pulcro más dinámico que un formal extremo maduro, pero se huele como una persona que ha ganado algo de experiencia con los años. De noche esta imagen pesa bastante... recuerda a alguien que viene a divertirse y a pasarlo bien pero dentro de un marco de elegancia, es informal pero no de alguien que sea el alma de la fiesta gritando, bailando y cantando arriba de las mesas... más bien es de un tipo que aunque ande de camisa abierta, es posible que todavía ande trayendo sus tarjetas de presentación en el bolsillo. Por el lado romántico apela más a la imagen masculina ya formada que a un aroma seductor. Como rango de edad recomendado se siente bien entre los 30 y 60 años, dando la imagen de un tipo en el rango treintón y cuarentón que busca relajarse pero que todavía mantiene su imagen pulcra.

3 comentarios:

nube. | 28 de noviembre de 2008, 9:50

ayyy tengo q renovar mis perfumes

Zepequeña | 28 de noviembre de 2008, 9:57

Rico, rico, rico...

Zepequeña.

Trapiello | 30 de noviembre de 2008, 7:06

No lo conozco!!!