Enemigo secreto

Aunque la navidad saca los mejores sentimientos de amor de mi alma, revive a su vez, los peores. Curiosamente la maldad nace con los típicos e indeseados "amigos secretos" o "intercambio de regalos", que usualmente se hacen en esta época del año en universidad, colegios y oficina.

La iniciativa no es mala, lo malo es que saques el papelito con el nombre de aquel personaje con el que no habías cruzado una palabra de amistad durante el año, y los diálogos con esa persona se han reducido sólo a palabras de amargura y enemistad.

Entonces, ¿qué le regalo?. Algunos consejos


Si es hombre y el regalo hay que darlo personalmente: una corbata horrorosa no es mala idea. Les recomiendo la de la foto: un animalito marino con el cerebro afuera. Obviamente debes esperar a que lo abra, y luego le comentas lo buena(o) que eres con el tema de la moda, y que en Milán, es el último grito de la moda.

Si la destinataria es una hembra que odias: nada mejor que una caja de chocolates alta en grasas saturadas. Aparte de ser un regalo de mal gusto, debes acompañarla con todos los deseos de que su barriga crezca en proporciones estratosféricas.


Si el hombre que te tocó, es fanático del fútbol, ya tienes manera de vengarte: regálale una bufanda del equipo contrario, que más odie. Cuando veas su cara puedes excusarte diciendo que no recordabas bien que equipo le gustaba. Total, a esa altura del año, a nadie le dan ganas ir a hacer cambios al comercio. Obviamente por "casualidad" olvidarás darle el ticket para cambio.

Si te tocó una perra, es hora de disfrutar de este momento: regalándole un shampoo anticaspa ella sabrá lo mucho que la odias. En estos casos, mejor ni te acerques a justificar tu regalo. Limítate a mirarle con desprecio su opaco y grasoso pelo. Ella notará de inmediato que tus intenciones son que se pudra en la hoguera de la chimenea de santa.

Uf: olvidé decir que este post no es apto para quienes tienen en navidad, sólo sentimientos de amor y buenas intenciones. Perdón.


4 comentarios:

thesil | 20 de diciembre de 2007, 23:46

jajajaja, qué bueno!Pero el peor regalo sin duda es el del champú anticaspa, ¿se puede tener más mala leche?jajajaja.
Yo tb odio lo del amigo invisible, creo que nunca han acertado con mi regalo.
Besitos

Violeta | 21 de diciembre de 2007, 1:42

Ja, ja, esto se llama crear buen rollito en el trabajo.
Voto por la desaparición del amigo invisible, una idea patética.Como el presupuesto tiene que ser bajo la mayoría de la gente acaba en el Todo a Cien, not my scene!
Bss
Violeta

小悪魔 ウエへ | 21 de diciembre de 2007, 4:09

Jajajaja.. me rei mucho con tus ideas.
Personalmente me inclino por los chocolates ultra saturados en grasa.. es un poco mas sutil que el shampoo... jaja

Felisberto Ruiz | 21 de diciembre de 2007, 7:39

Cada año es lo mismo...Los últimos dos me han tocado personas supermoelstas y aunque no aplico lo de ser "mala persona", no me esfuerzo en el regalo. Aunque una ves si saque toda mi maldad y le regale al susodicho una playera horrible con la imagend e Bugs Bunny...Saludos