La historia verdadera, 1ª parte



Hace muy poco comentábamos acerca de los verdaderos costos de un traje de las grandes marcas. Y la verdad es que sin haber hecho un análisis profundo, pudimos concluir que el precio final superaba con creces el costo marginal de producción real de la prenda.

¿Qué me dirían ustedes si les dijera que "el diablo NO se viste de Zara?". La razón es clara: la empresa está enfrentando duras críticas a su política de "precios compatibles, diseño y calidad".

¿Y por qué ahora se comienzan a investigar estos temas? Vamos a la raíz del problema: un estudio muy reciente inciado por nuestra amiga Mª Alice Rocha, reveló que una prenda Zara en España costaba mucho menos que en Inglaterra. Por ejemplo, una blusa que cuesta €39 en una tienda Zara de España, en Inglaterra cuesta también 39, pero LIBRAS.

La empresa se defiende diciendo que los precios se ajustan al costo de producción y a las características del mercado. ¿Pero qué diferencia existe en el costo de producción de una prenda que se fabrica en los confines del mundo a sumas módicas?.

No está demás decir que el grupo Inditex maneja Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Bershka, Pull&Bear, Stradivarius y Oysho. Y qué dirían ustedes si supieran que sus rivales inmediatos (H&M y GAP) tienen las mismas prácticas comerciales?.

Es cierto que el costo de vida en cada país europeo es una realidad distinta. Lo que no queda claro es ¿cómo en un mundo globalizado se siguen manteniendo discriminaciones de precios en desmedro del consumidor?.

Esto es sólo el comienzo.

PS: Besos a todo nuestro público supremo, no he tenido tiempo para leerlos, pero mañana me pongo al día sin falta.

3 comentarios:

Terrorista del Amor | 10 de noviembre de 2007, 11:28

ummm! pues a mi me parece una tecnica de venta bastante normal, y en mi caso la apoyo totalmente! He vivido en Londres (Soy británico, vaya, aunque ahora esté en Madrid) y en Londres se cobraba casi dos veces más que en Madrid, con lo cual, entiendo que estas firmas ultracheap se ajusten al mercado y aún así es barato.

Este verano, como muchos otros lo pasé en Mónaco con mi querido marido, lugar único y maravilloso! pues a pocos metros del Gran Casino de Montecarlo hay un Zara, que me atrevería a decir que es la tienda más grande del principado, pues sus precios eran mucho mayores que los de Londres, pero no os imaginais... eran mucho mayores que los de Cannes, que para quien conozca la zona está a unos minutos (20 mas o menos). Normal.

besitos

Álvaro. | 11 de noviembre de 2007, 3:18

Como estudiante de ADE me parece una cosa habitual, discriminación de precios, cobrar en cada sitio lo que la gente está dispuesta a pagar....

Como comprador, y perdonadme el lenguaje, me parece una putada.


En el fondo, somos conscientes de que estamos pagando un precio excesivo con respecto a los costes de producción que soportan los fabricantes, pero verlo así te hace planteartelo de un modo distinto.


Bueno, poco más que decir, sólo que este es un blog genial.

Enhorabuena.

zegna-man | 11 de noviembre de 2007, 10:11

Holaaaaaaa.
Este asunto lo plantearon los teólogos juristas de la escuela de Salamanca en los siglos XVI-XVII. El precio justo se compone de los costes de materia prima, el sueldo de los operarios y una ganancia legítima no usuraria para el propietario ponderada por la utilidad que el consumidor extrae del producto.
Pero sus colegas llegaron a la conclusión de que las joyas, de las que no se extrae ninguna utilidad fuera del boatoluxo, eran los bienes más valorados.
Por tanto el precio final se define por lo que el consumidor está dispuesto a pagar. Nada nuevo bajo el sol.
Gracias por animarme con el blog, pero no tengo mucho tiempo. Espero que te guste la nueva entrada.
Un saludo.